Palta apanada en quinoa crocante, tzatziki de arvejas y trucha ahumada

Votá esta receta: 
1
2
3
4
5
(5)

3 unidades de palta

2 tazas de quinoa

500 gr de trucha ahumada

1 cebolla colorada en juliana finita

1 puñadito de cilantro

jugo de 1 limón

 

Para el tzatziki

500 gr de arvejas blanqueadas

200 gr de yogur griego

1 puñadito de menta fresca

ralladura de ½ limón

1 hoja de laurel

aceite de oliva

 

aceite para freir

sal

pimienta

Elaboración: 

Lavá la quinoa 3 tres veces con abundante agua fría. Cocinala a partir de gua fría con sal, pimienta y una hoja de laurel. Una vez que esté cocida, colala y colocala estirada sobre una fuente o bandeja para que se seque bien.

Freila en abundante aceite caliente, hasta que deje de largar burbujas en el aceite. Tiene que quedar levemente dorada, no muy oscura, porque al cocinarse demasiado se vuelve muy amarga. Agregale sal y reservála.

Cortá la trucha en cuadraditos y reservála.

Colocá la cebolla en agua con hielos por unos minutos. Colála y reservála.

Para el tzatziki, procesá las arvejas y tamizalas si querés que te quede un puré liso. Sino mezclálas directamente con el yogur, sal, pimienta, ralladura de ½ limón, aceite de oliva y unas hojitas de menta picada. Reservalo.

Abrí las paltas a la mitad, retirales el carozo y pelalas. Agregales un poco de jugo de limón a cada mitad para que no se oxide y pasalas por la quinoa frita, hasta que estén completamente cubiertas.

Servilas con el tzatziki por abajo, las cebollas, las hojitas de cilantro, la trucha ahumada, sal y pimienta.

Compartir Facebook