Bastilla de pollo

Votá esta receta: 
1
2
3
(3.65)

1 pollo trozado
2 cebollas mediana picadas
1 taza de perejil y cilantro picados
1 cdita de cúrcuma
Una pizca de azafrán
½ cdita de jengibre en polvo
½ cdita de canela
½ cdita de comino
½ cdita de clavo de olor
5 huevos azúcar impalpable (casi una taza)
1 taza de almendras peladas , tostadas y molidas
Masa philo
aceite de oliva
200 g de manteca clarificada.
Sal
Pimienta

Elaboración: 

En una sartén con un poco de oliva poné la cebolla picada, la cúrcuma, el azafrán, el jengibre en polvo, la canela, el clavo de olor molido y el comino Retirá del fuego cuando la cebolla esté apenas blanda.
Reservá. Lavá el pollo sin piel, frotalo con sal y un poco de vinagre.
En una fuente de horno no muy grande poné el pollo y la cebolla por arriba, agregá un chorro generoso de oliva y medio vaso de agua. Cociná en horno por 1 hora y media.
Una vez cocido el pollo, dejá que entibie y desmenuzalo descartando los huesos.
Es importante no olvidarse de levantar el fondo de cocción de la asadera con un poco de agua.
Volvé a mezclar el fondo con el pollo desmenuzado e incorporá los huevos, las hierbas picadas y la mitad de las almendras molidas.
Estirá una hoja de la masa philo en una mesada y pintá con la manteca.

Para que no te quede muy mantecoso, vas a mojar el pincel en la manteca y vas a dar golpecitos sobre la superficie de la masa en forma pareja, de manera que se distribuya bien; recién ahí vas a pincelar y volver a mojar en la manteca para repetir, solo si es necesario.
Poné otra capa de masa; repetí hasta tener 6. La última, la que va a estar en contacto con el relleno, no lleva manteca.
Poné las masas en un molde enmantecado, con mucho cuidado que no se rompa, dejando mucho borde sobrante de manera de cubrir la superficie, Agregá en la base la otra mitad de las almendras y por arriba el relleno, cerrá la masa plegándola por arriba (si te queda muy gruesa, cortá los excedentes).
Llevá a horno medio por 45 minutos o una hora, hasta que esté bien dorado. Sacalo del horno y dejá reposar por lo menos 10 minutos.
Para terminar, espolvoreá bien la superficie con azúcar impalpable y un poco de canela. La original, lleva mucho de ambas cosas, pero empezá con poco.

Compartir Facebook